martes, 10 de noviembre de 2009

POR UNA ESCUELA DE DANZA DE CALIDAD EN GETAFE

El pasado día 3 de Noviembre un grupo de madres de alumnos de la Escuela de Danza del Centro de Arte Ciudad de Getafe acudieron al pleno del Ayuntamiento para protestar por la situación que vive la Escuela. También presentaron casi 600 firmas en el Ayuntamiento apoyando un escrito en el que denuncian la actitud de desprecio y totalitarismo de que ha hecho gala el Concejal de Cultura(y Urbanismo)en los encuentros que han mantenido con él para intentar solucionar el problema creado por el Ayuntamiento desde que, a principios de Octubre, comenzó el curso.En dicho escrito manifiestan también que aceptan los horarios impuestos por el Ayuntamiento, aunque no los comparten; solicitan una reunión para que se les explique el programa y personal contratado tras el despido de la Directora y profesora Beatriz Manjavacas, víctima de una represalia, según ha expresado ella misma, y piden que las instalaciones estén bien acondicionadas y los niveles sean respetados. Ante el deterioro de la situación y el trato recibido, solicitan una reunión con el Alcalde para darle a conocer la situación que vive la escuela y sus peticiones, sin que hasta el momento hayan obtenido respuesta. En vista de ello, para el jueves 12 tienen convocada una concentración a las puertas del Teatro y piensan seguir su lucha por algo que nos parece muy razonable y atendible.

Lo que se desprende de todo el conflicto vivido en la Escuela desde el comienzo del curso, es la falta de interés de la Concejalía de Cultura, de su actual titular, por una manifestación artística que había alcanzado en esta escuela un gran nivel de calidad. Cualquiera que haya presenciado los espectáculos que, al final de cada curso, ofrecían en el Teatro García Lorca las alumnas/os de la escuela, sabrán que allí se ha trabajado en serio durante estos años. La política del actual concejal de devaluar la categoría del centro, pasándolo de Escuela de Danza a Taller de Danza, es un hecho lamentable. Es dar un mazazo a una actividad cultural de primer orden, mientras se alardea de fomentar la cultura en Getafe desde la propaganda municipal. La privatización del servicio en 1996 ya fue un mal indicio. Parece ser que de ella arrancan las reivindicaciones que motivaron el conflicto laboral que entabló la directora despedida que exigió judicialmente el reconocimiento de sus derecho.

Todo apunta a que las intenciones de la concejalía respecto a la
Escuela son las de cubrir el expediente con un taller de menor importancia y buscar por otras vías el prestigio del centro. Está muy bien que éste sea sede de la Compañía Antonio Gades o del ballet de Luis Ruffo, pero no sólo de grandes figuras vive la cultura. Las niñas y niños que dedican buena parte de su tiempo libre a la danza merecen que se ponga a su disposición los mejores medios, los mejores profesores, porque, tras el bello espectáculo que vemos, hay un duro trabajo de muchos días de entrenamiento y perfeccionamiento; hay una renuncia al ocio fácil en aras de mejorarse en una de las actividades artísticas más hermosas. Llegarán algunas a profesionales o no, pero para todas y para Getafe será una inversión de tiempo y esfuerzo que habrá merecido la pena.¿No estamos reclamando que los jóvenes dejen las video-consolas y el sofá o algo peor? Éste es también un motivo para apoyar las demandas de estos padres que, por otra parte, no piden subvenciones millonarias, como las que se dan al fútbol, pagan sus cuotas y piden que se de a la Escuela la importancia que tiene, que se le siga reconociendo esta categoría y no la de Taller, y pase a depender de Educación, al igual que ocurre en otros municipios, pues se trata de una actividad educativa.

Desde UPyD apoyamos sus peticiones porque son justas, no suponen ningún exceso presupuestario, favorecen la formación de la juventud y elevan el prestigio de nuestra ciudad y del ocio que ofrece.

1 comentario:

felix dijo...

Como padre no soy capaz de entender la maniobra del señor Vazquez.No entiendo que se pueda estropear algo que funcionaba perfectamente.Otro gallo cantaria,si alguno de sus hijos estuvieran en la escuela de danza.¡No va a conseguir aburrirnos!Seguiremos demandando CALIDAD en las actividades municipales.